Uncategorized

8 DE MARZO 2014, DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER.

51938_mujer

¿PORQUÉ SE CELEBRA EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER EL 8 DE MARZO?.
Desde 1975, Año Internacional de la Mujer, el Día Internacional de la Mujer se celebra el 8 de marzo “para conmemorar la lucha histórica por mejorar la vida de la mujer”. Se celebra en todo el mundo a nivel local y nacional.

La idea de instituir un Día Internacional de la Mujer surgió por primera vez a finales del siglo XIX, época que, en el mundo industrializado, fue un período de expansión y desorden, crecimiento demográfico desorbitado y auge de ideologías radicales.

El 8 de marzo de 1857, las mujeres que trabajaban en la industria textil (llamadas “garment workers”) de Nueva York, en los Estados Unidos, organizaron una protesta. Luchaban contra los salarios bajos y las inhumanas condiciones laborales. La policía cargó contra las manifestantes y las dispersó. Dos años más tarde, también en marzo, estas mujeres crearon su primer sindicato con el fin de protegerse y conseguir ciertos derechos laborales básicos.

El 8 de marzo de 1908, 15.000 mujeres se manifestaron por las calles de Nueva York para exigir un recorte del horario laboral, mejores salarios, el derecho al voto y el fin del trabajo infantil. El eslogan que eligieron fue “Pan y Rosas”; el pan simbolizaba la seguridad económica, y las rosas, una mejor calidad de vida. En mayo, el Partido Socialista de América señaló el último domingo de febrero como Día Nacional de la Mujer.

Tras la declaración del Partido Socialista de América, el primer Día Nacional de la Mujer de la historia se celebró en los Estados Unidos el 28 de febrero de 1909. Las mujeres continuaron celebrándolo el último domingo de ese mes hasta 1913.

Se celebró una conferencia internacional entre organizaciones socialistas del mundo en 1910 en Copenhage (Dinamarca). La conferencia de la Internacional Socialista propuso la creación de una Día de la Mujer de carácter internacional. La propuesta inicial partió de Clara Zetkin, una socialista alemana, que planteó la creación de un Día Internacional para conmemorar la huelga de las “garment workers” de los Estados Unidos. La propuesta se aprobó por unanimidad por la conferencia, que contaba con más de 100 mujeres pertenecientes a 17 países distintos, entre las que se encontraban las primeras tres mujeres elegidas al parlamento de Finlandia. El Día se instituyó para conmemorar el movimiento por los derechos de la mujer, incluyendo el derecho a voto (conocido como “sufragio”). En ese momento no se fijó ningún día en concreto para su celebración.

La declaración de la Internacional Socialista tuvo una gran repercusión. Al año siguiente, en 1911, el Día Internacional de la Mujer se proclamó por primera vez en Austria, Dinamarca, Alemania y Suiza. La fecha elegida fue el 19 de marzo; más de un millón de hombres y mujeres salieron a la calle en diversas manifestaciones. Además del derecho al voto y a ocupar cargos públicos, reivindicaban el derecho al trabajo y el fin de la discriminación laboral.

Algo después de una semana, el 25 de marzo, tuvo lugar el trágico Triángulo de Fuego en Nueva York. Alrededor de 140 trabajadoras, la mayoría jóvenes inmigrantes italianas y judías que trabajaban en la Triangle Shirtwaist Company, perdieron la vida debido a la falta de seguridad laboral. El sindicato Women’s Trade Union League y el International Ladies’ Garment Workers Union organizaron muchas de las protestas contra esta tragedia, que pudo haber sido evitada, entre las que destaca el desfile funerario silencioso, que reunió a una multitud de unas 100.000 personas. El Triángulo de Fuego tuvo una gran repercusión en la legislación laboral; las terribles condiciones laborales que provocaron este desastre fueron evocadas en posteriores celebraciones del Día Internacional de la Mujer.

Como parte del movimiento pacifista que se estaba gestando en vísperas de la I Guerra Mundial, las mujeres rusas celebraron por primera vez el Día Internacional de la Mujer el último domingo de febrero de 1913. En el resto de Europa, alrededor del 8 de marzo, las mujeres se manifestaron para protestar contra la guerra o para expresar su solidaridad con sus hermanas.

Tras la muerte de dos millones de soldados rusos en la guerra, las mujeres rusas eligieron el último domingo de febrero de 1917 para convocar una huelga bajo el lema “Pan y Paz”. Los dirigentes políticos se opusieron a su celebración en ese día pero las mujeres siguieron adelante pese a todo.

El resto es historia: cuatro días más tarde, el Zar de Rusia se vio obligado a abdicar y el Gobierno provisional concedió a las mujeres el derecho al voto. Aquel histórico domingo era 23 de febrero según el calendario juliano, que entonces se utilizaba en Rusia; sin embargo, según el calendario gregoriano, utilizado en otros lugares, era 8 de marzo.

Desde aquellos tempranos años, el Día Internacional de la Mujer ha adquirido una nueva dimensión mundial tanto entre las mujeres de los países desarrollados como entre las de los países en vías de desarrollo.

En diciembre de 1977, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución en la que se proclamaba la institución de un Día de las Naciones Unidas para los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional. La celebración de cuatro conferencias mundiales de las Naciones Unidas sobre la mujer ha contribuido a convertir las reivindicaciones en pos de la consecución de los derechos de la mujer y su plena participación en la vida política y económica de la sociedad en una realidad cada vez más palpable.

En 1975, la ONU atrajo la atención de la comunidad internacional hacia la situación de los intereses de la mujer mediante la institución de un Año Internacional de la Mujer y la convocatoria de la primera conferencia sobre la mujer en Ciudad de México. En 1980 tuvo lugar otro congreso sobre este asunto en Copenhague (Dinamarca).

En 1985, la ONU convocó una tercera conferencia sobre la mujer en Nairobi (Kenya) con el fin de evaluar los progresos logrados tras toda una década.

En 1995, Beijing acogió la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer. Los representantes de 189 países distintos reconocieron que la desigualdad entre el hombre y la mujer tenía graves repercusiones para el bienestar de todos. La conferencia estableció un conjunto de objetivos con el fin de promover el desarrollo de la mujer en sectores como el político, el sanitario y el educativo. El documento final emitido por la conferencia (llamado “Plataforma de Acción”) dice así: “El adelanto de la mujer y el logro de la igualdad entre la mujer y el hombre son una cuestión de derechos humanos y una condición para la justicia social y no deben encararse aisladamente como un problema de la mujer.”

Cinco años más tarde, en el 23º período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, “Mujer 2000: Igualdad entre los géneros, desarrollo y paz para el siglo XXI”, se examinaron los progresos de la comunidad internacional en la consecución de los objetivos establecidos por la Conferencia de Beijing. Esta conferencia es conocida como la conferencia “Beijing +5”. Los delegados encontraron tanto progresos como obstáculos pertinaces, y llegaron a nuevos acuerdos para seguir impulsando las iniciativas de la conferencia sobre la mujer de 1995.
LOGO ONU

En este Día Internacional de la Mujer resaltamos la importancia de alcanzar la igualdad de las mujeres y las niñas, no simplemente por tratarse de una cuestión de justicia y derechos humanos fundamentales, sino porque de ese logro depende el progreso en muchas otras esferas.

Los países en los que hay más igualdad de género experimentan un mayor crecimiento económico. Las empresas que cuentan con más líderes mujeres logran mejores rendimientos. Los acuerdos de paz que incluyen a las mujeres son más duraderos. Los parlamentos en los que hay más mujeres aprueban más leyes sobre cuestiones sociales clave como la salud, la educación, la lucha contra la discriminación y la manutención de los niños.

Las pruebas no dejan lugar a dudas: la igualdad de la mujer supone progresos para todos.

Esta verdad sencilla debe ser un elemento central de nuestra labor para acelerar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio antes de que venza el plazo el próximo año y elaborar la agenda para después de 2015.

Se han conseguido logros importantes en el acceso de las niñas a la educación primaria y en la representación política de las mujeres. Pero los progresos realizados siguen siendo demasiado lentos y desiguales.

Una niña que nazca hoy seguirá enfrentando desigualdad y discriminación, sin importar el lugar del mundo donde viva su madre. Tenemos la obligación común de asegurar que pueda ejercer su derecho a vivir libre de la violencia que afecta a una de cada tres mujeres en todo el mundo; a recibir igual remuneración por trabajo igual; a no sufrir una discriminación que le impida participar en la economía; a opinar, en pie de igualdad, sobre las decisiones que afectan su vida; y a decidir si tendrá hijos o no y cuántos tendrá y en qué momento.

Envío un mensaje a cada niña que nazca hoy, y a cada mujer y niña del planeta: el ejercicio de los derechos humanos y la igualdad no es un sueño, es un deber de los gobiernos, de las Naciones Unidas y de todos los seres humanos.

Envío también un mensaje a los hombres y los niños, mis congéneres: cumplan su función. Todos nos beneficiamos cuando las mujeres y las niñas —nuestras madres, hermanas, amigas y colegas— llegan a realizar todo su potencial.

Trabajemos juntos en pro de los derechos, el empoderamiento y la igualdad de las mujeres, a la par que nos esforzamos por erradicar la pobreza y promover el desarrollo sostenible.¡La igualdad de las mujeres supone el progreso de todos!

MENSAJE: SECRETARIO GENERAL DE LA ONU BAN KIN-moon.

UNESCO

El Día Internacional de la Mujer, que las Naciones Unidas celebran el 8 de marzo desde 1975, es un momento en que se examinan los logros conseguidos y se contemplan los retos que quedan por delante, así como el gran potencial y las oportunidades todavía sin explorar.
Este ejercicio de reflexión reviste hoy aún mayor importancia, cuando se aproxima el 20º aniversario de la Conferencia de Beijing y el plazo fijado para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y en un momento en que estamos elaborando una nueva agenda mundial para el desarrollo sostenible después de 2015. En nuestro avance por esta senda debemos asegurarnos de que el empoderamiento de la mujer y la igualdad de género siguen siendo parte esencial de toda nuestra labor encaminada a construir un futuro mejor.
Las Naciones Unidas han desempeñado siempre un papel de liderazgo en este sentido y seguirán haciéndolo. La Carta de las Naciones Unidas fue el primer tratado internacional en que se afirmó el principio de la igualdad entre hombres y mujeres. A lo largo de los años, las Naciones Unidas y sus organismos han impulsado la participación de hombres y mujeres en condiciones de igualdad en todas sus actividades para promover el desarrollo sostenible y la paz duradera, sobre la base de los derechos humanos y las libertades fundamentales.
La UNESCO, en su condición de organismo especializado de las Naciones Unidas encargado de hacer progresar la educación, la ciencia, la cultura, la comunicación y la información, tiene como elemento central de su labor el empoderamiento de las niñas y las mujeres. La igualdad de género ha sido una prioridad global de la UNESCO desde 2008 y sigue siéndolo hoy en día.

En mi calidad de Directora General, tengo la firme determinación de dar prioridad a los derechos de las niñas y las mujeres en la agenda mundial en todas las esferas de competencia de la UNESCO, así como en nuestra labor sobre el terreno. Este objetivo tiene una importancia especial en la educación y la cultura, dos ámbitos que forman el nexo y punto de partida desde el que puede comenzar el cambio para construir un mundo mejor para hombres y mujeres.

Mi convicción es clara: el empoderamiento de la mujer es el primer paso para construir un mundo más pacífico y más justo. La violencia, la discriminación y las desigualdades persistentes, que siguen siendo graves en todo el mundo, constituyen importantes obstáculos para lograr un cambio positivo, por lo que debemos actuar ahora e intentar acabar juntos con estas lacras.
En este Día Internacional de la Mujer, hago un llamamiento a todos los asociados –en los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil, el sistema de las Naciones Unidas– y a todos los hombres y las mujeres para que aúnen sus fuerzas a fin de acelerar el ritmo y redoblar los esfuerzos por lograr la igualdad de género en todas las regiones del mundo. Sencillamente, no existe una fuerza más poderosa para alcanzar la paz duradera y el desarrollo sostenible.
MENSAJE: DIRECTORA GENERAL DE LA UNESCO IRINA BOKOVA.

¡¡¡¡¡FELIZ DÍA DE LA MUJER!!!!

ELABORADO POR: ÁNGEL ORTEGA Y TERE CABEZA / TRAZOS DIGITAL 2014.

Anuncios

Acerca de trazosdigital

REVISTA CANARIA DE TRABAJO SOCIAL

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

marzo 2014
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

ESPACIO PUBLICITARIO DISPONIBLE

PLATAFORMA DE AFECTADOS POR LA HEPATITIS C

ANTE LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Stop Desahucios

Tumblr

TWITTER @TRAZOSDIGITAL

  • La Trazos Digital , Revista Canaria De Trabajo Social te facilita el enlace de los cursos de verano 2017 de la... fb.me/8qgqu8TAzRevista Canaria de Trabajo Social 22 hours ago
  • Se ha a abierto la convocatoria de pruebas selectivas para la Escla de Administradores Generales correspondiente... fb.me/11R0784zkRevista Canaria de Trabajo Social 1 day ago
  • Buenas a tardes a todos, se necesita un Analista de campo y de laboratorio para incorporación inmediata. Si... fb.me/8A74akkQ4Revista Canaria de Trabajo Social 3 days ago
Follow Trazos Digital on WordPress.com
Premios 20Blogs
Códigos QR / Qr Codes
A %d blogueros les gusta esto: