CON FIRMA PROPIA

LA DERECHA Y EL TRABAJO SOCIAL; POR NORBERTO ALAYÓN ,UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

              LA DERECHA Y EL TRABAJO SOCIAL

NorbertoAlayn1

     Prof. Norberto Alayón
                                                                      Universidad de Buenos Aires

Recientemente, la Cámara de Diputados de la Nación aprobó el Proyecto de Ley Federal de Trabajo Social, que establece el régimen para el ejercicio profesional. Dicha Ley tiene por objeto establecer el marco general para el Trabajo Social en todo el territorio nacional. Se plantea como objetivos promover la jerarquización de la profesión, establecer un marco normativo general, fijar las competencias profesionales, proteger el interés de los ciudadanos, ampliar la obligatoriedad de la matriculación y regular los derechos y obligaciones de los/as trabajadores sociales.

La ley, que ahora pasó a la Cámara de Senadores, fue aprobada con 177 votos afirmativos, registrando 3 votos negativos y 12 abstenciones. Otros 64 legisladores estuvieron ausentes en toda la sesión o bien se retiraron del recinto al momento de la votación.

El partido de derecha Unión PRO tiene 18 diputados en la Cámara. Tres de ellos votaron en contra (Gisela Scaglia, Federico Sturzenegger y Alberto Triaca). Otros 10 se abstuvieron (Héctor Baldassi, Patricia Bullrich, Eduardo Cáceres, Gladys González, Christian Gribaudo, Carlos Mac Allister, Federico Pinedo, Cornelia Schmidt-Liermann, Pablo Tonelli y Miguel Del Sel). Los 5 diputados restantes del PRO figuraron como Ausentes (Laura Alonso, Sergio Bergman, Silvia Majdalani, Soledad Martínez y Ricardo Spinozzi). Las otras dos abstenciones que se registraron correspondieron a los diputados Guillermo Durand Cornejo (Partido Conservador Popular) y Roberto Pradines (Partido Demócrata de Mendoza).

Entre los 64 diputados que aparecen como Ausentes, consignamos a 21 de ellos, cuyos nombres son muy conocidos o bien muy mencionados en los medios de comunicación: Ricardo Alfonsín, Alcira Argumedo, Hermes Binner, Carlos Brown, Elisa Carrió, Roy Cortina, Héctor Daer, Mario Das Neves, Víctor De Gennaro, José De Mendiguren, Francisco De Narváez, Victoria Donda, Martín Insaurralde, Martín Lousteau, Sergio Massa, Juan Facundo Moyano, Adrián Pérez, Francisco Plaini, Eduardo Santín, Juan Schiaretti y Felipe Solá.

El Trabajo Social es una profesión cuya tradición se inscribe, principalmente, en la defensa y reivindicación de los derechos de las mayorías populares, de las mayorías postergadas, de las mayorías vulneradas por un sistema social injusto que divide a la población en clases sociales diferentes, con acceso desigual (y hasta antagónico) a los bienes materiales y simbólicos producidos por el conjunto de la sociedad. Precisamente, en concordancia con este perfil, en el año 2012 los trabajadores sociales -por intermedio de sus organizaciones específicas- concretaron el cambio de fecha del Día del Trabajador/a Social en Argentina, fijándolo en el 10 de diciembre, en consonancia con el Día Internacional de los Derechos Humanos, lo cual vino a plasmar una vieja y legítima aspiración de vastos sectores de la profesión.

Pobres y ricos, excluidos e incluidos, marginados y marginadores, explotados y explotadores, se engarzan y se explican mutuamente, poniendo en evidencia las características de un determinado orden social que hace de las desigualdades lo central de su existencia y lo inherente a su propia reproducción.

Analizar, diagnosticar, operar sobre la pobreza y la marginalidad en una sociedad determinada, requiere en espejo -indefectible y básicamente- analizar, diagnosticar y operar sobre la riqueza de esa misma sociedad. Ambos fenómenos no se pueden explicar aisladamente. Todo lo contrario: se explican en una inalterable y constante interacción.

Para diluir o disimular esa férrea interacción, esa íntima y constitutiva relación, se tiende a apelar a nociones y afirmaciones “naturalizadoras”, tales como: “no trabaja el que no quiere”; “los pobres son vagos por naturaleza”; “no tienen deseos de superación”; “prefieren vivir de la limosna y de los planes sociales”; “las chicas se embarazan para recibir subsidios”; “son irrecuperables”; “son hijos del rigor y así tienen que ser tratados”; “son diferentes a nosotros”; “los negros villeros son todos delincuentes”; “estos negros de mierda tienen que ser devueltos al interior o a sus países de origen”. De paso podríamos aprovechar y sacarnos de encima y devolver al Chaco al Jefe del Gabinete Nacional Jorge Capitanich, tal como lo reclama airadamente por TV la impoluta (“limpia, sin mancha”) y sabihonda (“que presume de sabia, sin serlo”) conductora Mirtha Legrand.

Cuando determinado estilo de funcionamiento social genera la degradación societaria -por la vía del desempleo, de los bajos salarios, de los insuficientes servicios de salud, educación, vivienda, infraestructura, seguridad social- se va afianzando la existencia de una sociedad desigual, con derechos y niveles de satisfacción de las necesidades claramente diferenciados según se pertenezca a uno u otro sector social. Luego, esa sociedad inequitativa, polarizada, fragmentada, termina siendo “invivible” para todos.

Los sectores conservadores revelan una pertenencia casi irreductible, una suerte de “olfato de clase”, negativo pero certero (conciencia de clase, decíamos en otras épocas). Claro que para que sus ideas y proyectos se transformen en hegemónicos necesitan atravesar la conciencia de aquellos otros sectores sociales precisamente damnificados por las propuestas de los grupos más poderosos, que los discriminan y aún los desvalorizan casi como si no se tratara de otros seres humanos.

De ahí que, con demasiada frecuencia, aquellas mismas personas vulneradas y hasta fuertemente pauperizadas por el orden social vigente, repitan con énfasis y convicción los mismos argumentos estigmatizantes de los que ellos también son objeto. Y podemos observar, con pesar, cómo personas de tez oscura, de pelo renegrido y de corrientes ojos marrones se refieren a aquellos compañeros de su misma etnia, de su misma situación social y pesares compartidos, como “negros de mierda”.

La batalla cultural impulsada por los conservadores, los neoliberales (en suma, la derecha) despliega eficazmente un vasto arsenal ideológico, tanto o más letal que las armas que matan directamente. Para vencer definitivamente, apuntan a convencer al opuesto de que es “justo” que lo venzan. Por eso mismo, se requiere encarar intensas y profusas acciones contrahegemónicas en la línea de la defensa activa de los sectores más desposeídos.

Por ello se torna plausible apoyar todo aquello que contribuya al reconocimiento, a la jerarquización de las profesiones del campo de “lo social”, a fortalecer la capacitación de estos profesionales, a revalorizar su intervención en las instituciones específicamente dedicadas al desarrollo y al bienestar social. Toda medida, toda propuesta que de una u otra manera favorezca la mejor implementación -cuantitativa y cualitativa- de la política social amerita ser respaldada, por su contribución a la distribución secundaria de la riqueza.

Atender más y mejor los intereses, las necesidades de las mayorías populares, no sólo contribuye a reparar históricas injusticias, sino que abona el necesario camino en pos de la construcción de sociedades más equitativas y más dignas, lo cual confluye en el fortalecimiento de la democracia misma, en tanto que aquellas sociedades con significativos niveles de pobreza y exclusión no pueden ser consideradas seriamente como democráticas.

Resulta, entonces, coherente -con sus propias convicciones y posiciones políticas- que la derecha no haya apoyado la sanción de la Ley Federal de Trabajo Social. El diputado Pablo Tonelli, del partido Unión PRO, formuló un par de razones formales para no acompañar el proyecto, irrelevantes en relación a la importancia estratégica que refleja esta ley en cuanto al fortalecimiento de una profesión intrínsecamente ligada al logro de una mayor justicia social.

Anuncios

Acerca de trazosdigital

REVISTA CANARIA DE TRABAJO SOCIAL

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

diciembre 2014
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

ESPACIO PUBLICITARIO DISPONIBLE

PLATAFORMA DE AFECTADOS POR LA HEPATITIS C

ANTE LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Stop Desahucios

Tumblr

TWITTER @TRAZOSDIGITAL

  • Los días 25 y 26 de agosto del 2017 se celebrará en la Playa de Arinaga en el municipio de Agüimes, el XXI... fb.me/8qMTUBPe3Revista Canaria de Trabajo Social 1 day ago
  • La Trazos Digital , Revista Canaria De Trabajo Social te facilita el enlace de los cursos de verano 2017 de la... fb.me/8qgqu8TAzRevista Canaria de Trabajo Social 3 days ago
  • Se ha a abierto la convocatoria de pruebas selectivas para la Escla de Administradores Generales correspondiente... fb.me/11R0784zkRevista Canaria de Trabajo Social 4 days ago
Follow Trazos Digital on WordPress.com
Premios 20Blogs
Códigos QR / Qr Codes
A %d blogueros les gusta esto: